#estaXesta

A

Aprehendida/o. Ver Detenida/o, es, Cae [detenida/o] 

C

Cae [detenida/o]. Mejor di Es detenida/o

D

Detenida/o, es. En el abundante acervo de expresiones periodísticas nativas, habitualmente demasiado coloquial, una frecuente para aludir a una o más personas aprehendidas es la de «cae” o «caen”: «Cae trío de atracadores» [PorEsto!] —vaya trabalenguas involuntario, por cierto— o «Caen cuatro colombianos en Miguel Laurent» [Reforma]. Contextualmente, esto podría implicar su animalización. ¿Exageración? A ver así: «Cae Lozoya en 'guarida' de lujo» [El Financiero]. Al dar noticia de este tipo de hechos opta entonces por «es detenida» o «es detenido», y claro, si puedes, trata de verificar si dicha detención fue legal, o sea, en flagrancia, por orden judicial o caso urgente [Art 16 constitucional]. La dignidad y los derechos a la justicia y el debido proceso de las personas ha de estar en el centro del sistema de justicia penal, y el desempeño de sus instituciones y funcionarixs.

Ver Cae [detenida/o].

M

Muerto/a, el/la. Mejor di Persona muerta, la.

O

Occiso/a, el/la. Ver Muerto/a, el, Persona muerta, la,  Víctima Mortal, la

P

Persona bajo investigación, la. Es habitual referirse a personas retenidas o detenidas como “sospechosas”. La definición del Diccionario de la RAE: «Que inspira sospecha». O sea, no es que el uso de tal expresión sea incorrecto, pero ambiguo ¡sí que lo es! Dependiendo del contexto, ¡cualquiera puede ser sospechosa/o! Por ejemplo, ¿alguien mal vestido es sospechoso? ¿Alguien que mira al cielo o corre mientras pasa una patrulla tiene actitud sospechosa? ¿Quien se siente enfermo o tiene aspecto de enfermo es sospechoso? A juzgar por las narrativas periodísticas predominantes, lo anterior puede discriminar, estigmatizar y aun criminalizar: «Atienden 3 casos sospechosos de coronavirus en Jalisco» [Reforma], y justificar o invisibilizar la detención arbitraria y, eso, la criminalización: «Detienen a sujeto por sospechoso”»[PorEsto!]. Si una fuente te informa que una persona fue detenida «por ser sospechosa», pregúntale, por ejemplo, si su detención fue legal [Art 16 constitucional]. Y si está bajo investigación, sugerimos informarlo justo así al público. Ver también Discriminación, Estigmatización, Criminalización, Sospechoso, la/el.

Persona objetivo de la acción, la. El uso de «objetivo», término procedente de la táctica militar, es común en nuestro gremio para referirnos a personas o grupos de personas sujetas a acciones frontales de fuerzas de seguridad del Estado u otros grupos armados —tanto perseguidas por la posible comisión de delitos, como víctimas de delitos o abuso de autoridad—. Dos ejemplos: «Detenido un séptimo objetivo de la Campaña de Seguridad y Prosperidad» [«MVS Noticias», 102.5 fm], y «El operativo que incendió Nuevo León» [El Universal]—. Los tratados internacionales de #DDHH parten del «reconocimiento de la dignidad inherente a todos los miembros de la familia humana y de sus derechos iguales e inalienable», lo que implica que, al margen de su estatus legal, toda persona ha de ser tratada con tal base, evitándose su despersonalización o cosificación. Prefiere entonces algo como «la persona objetivo de la acción» y, claro, si se trata de una víctima nómbrala así: «la persona víctima objetivo de la acción». Ver también Blanco, Cosificación, Despersonalización, Objetivo, el.

Persona muerta, la.  El lenguaje noticioso, en especial el de nota roja, abunda en expresiones policiales, procesales y hasta del caló delincuencial. El personaje de Olga Tokarczuk en Sobre los huesos de los muertos [Oceano, 2019, p. 37] piensa que «La policía utiliza muchas palabras excepcionalmente repugnantes, como por ejemplo 'interfecto' o 'concubino'». A esto añadimos que tal lenguaje es sombríamente desapegado de las personas víctimas y su situación vulnerable. Así, es común: «Muerto de la pista era vecino de Jojutla» [El Gráfico] o «La hoy occisa registró un duro golpe en la cabeza que acabó con su vida» [El Sol de Tlaxcala]. Como en otros casos, no es que sea incorrecto, pero es sugerible utilizar expresiones empáticas, como «La persona muerta» o «La víctima mortal», lo que virtualmente permitirá al público desarrollar o fortalecer su sentido de comunidad. Ver Muerto/a, el/la, Occiso/a, el/la, Víctima mortal, la.

S

Sospechoso, la/el.  Ver Persona bajo investigación, la. 

Bitnami